Salida misionera

SALIDA  y  VISITEO  MISIONERO

Después de lo genérico dirigido a todos, la tarea misionera tiene como destinatarios a los jóvenes mayores de 16 años, y a los adultos que no han hecho el Retiro de Evangelización.

También se dirige la tarea misionera a los niños y adolescentes, de 3 a 15 años, para informar, motivar y llevar a la Escuela de la fe.

Los alejados, que ya habían hecho el Retiro de Evangelización, pero que no han perseverado en comunidad y en todo el proceso de la Parroquia, son también objetivo de esta  tarea misionera.

Las misiones evangelizadoras, que se organizan en toda la parroquia, es un evento anual importante.

Después de la misión, se tiene la Casa de Preparación última y Verificación, y durante todo el año, se tienen las Casas abiertas.

La culminación y la meta de la tarea misionera es llevar al Retiro de Evangelización kerigmática a los jóvenes y adultos: y a todos los niños y adolescentes, de 3 a 15 años, poder integrarlos en la Escuela de la Fe, en su reunión semanal.

Esta es una tarea que nunca termina, por tanto, la parroquia debe estar en permanente estado de misión.  Ir a todos, ir a los alejados, es la consigna primera al querer cumplir con la Nueva Evangelización.  “Sin descuidar a los cercanos, hay que ir a los alejados”, nos dice Sto. Domingo, y añade también: “muchas puertas de nuestros hermanos alejados están esperando que vayan a tocar a sus puertas”.  Visiteo, timbreo, es la expresión que se usa en nuestras parroquias, porque hay que ir casa por casa, familia por familia, y en ellas, persona por persona.

La consigna típica en la integralidad del SINE de: ¡ir a todos!  se toma en serio y se cumple. Ir a y estar en todo el territorio parroquial es algo característico de nuestro Plan.

Por  eso el visiteo misionero en los Sectores es una tarea permanente, durante todo el año, y que nunca se da por terminada. Mientras quede una oveja fuera, el Pastor tiene que ir a buscarla y hacerla retornar. Mt 18

Lamentablemente, tanto párrocos como fieles, visualizan la parroquia como una Estación de servicios religiosos, es lo que han visto siempre, lo que la Iglesia misma les ha presentado, y el párroco está esperando, normalmente sentado, a que los feligreses vengan, en vez de que se vaya a ellos, caminando con los pies“Benditos los pies del mensajero, no el asiento” dice la Palabra.

He escuchado los argumentos de algunos párrocos que dicen tener ya más de 1000 evangelizados y más de 100 comunidades, y sienten que ya con eso está bien, que no hay por qué seguir con el visiteo misionero en los Sectores.

¿Cómo entendemos y como cumplimos el mandato del Señor: “Caminen por todo el mundo, y proclamen las Buena Nueva a toda creatura”. “ Dios quiere que todos los hombres tengan salvación y lleguen al conocimiento de la Verdad”

Los párrocos, ¿realmente tenemos en nuestra mente, en nuestro corazón, y en nuestros proyectos esa salida misionera permanente? ¿Organizamos las cosas para que así sea?, ¿tenemos una visión, una pasión misionera, y una entrega generosa a la misión?, ¿¿Somos pastores según el Corazón de Jesús?, ¿Queremos, como Él, prender fuego en la tierra? Nosotros mismos tenemos fuego en el corazón, suficientemente fuerte e intenso para encender ese fuego en los demás?

Son una verdadera excepción el párroco, e incluso muchos obispos, que toman en serio el ser iglesia misionera, el ir a los alejados, y poner acciones concretas, efectivas, para cumplir esto.

Las misiones se organizan con ocasión de eventos especiales, como ahora el Jubileo del 2000, y aún en éstas son muy pobres los resultados y frutos, por varias razones: contenido de mensaje no kerigmático, misioneros no evangelizados, que no pueden presentar a un Cristo vivo, por tanto difícilmente se logra el objetivo de rescatar y hacer volver a los alejados. Y otro problema añadido no se tiene ordinariamente organizado ningún seguimiento.

Yo lamento lo que va a pasar en muchas diócesis que están organizando misiones para el año 2000, muchos recursos humanos y materiales gastados, y el fruto va a ser muy pobre, Y qué cambio se va a lograr después de la misión. Yo me pregunto que va a suceder en diócesis y parroquias del año 2001 en adelante.    ¿Sínodo,  Documento  y  Misiones?

Además de estas reflexiones, motivaciones e interpelaciones, veamos el aspecto práctico de la tarea misionera en el Sector.    Vean su hoja del contenido del visiteo. (color verde)

Ahí tenemos 5 acciones por cumplir:

  1. escuela de la fe
  2. visiteo misionero
  3. casas abiertas y de preparación
  4. retiro de  evangelización
  5. retorno de los alejados

El Jefe de Sector es el responsable de organizar, impulsar, animar y supervisar todas las acciones de los diversos ejecutores de las diversas acciones y de los visitadores.

  1. En cuanto a la Escuela de la Fe la visualizamos tanto en la tarea genérica como en la tarea misionera, porque entra en las dos.
  • es genérica porque se debe llevar como en cualquier parroquia, aunque no esté evange­lizando, y hay que llegar a todos, es decir, cada niño y adolescente de toda la parroquia, de entre 3 a 15 años. Por el censo sabemos cuántos tenemos en esas edades.
  • Es tarea misionera, porque no hay que esperar a ver quién viene pidiendo la primera comunión para sus hijos, sino ir a visitar cada familia para informar, motivar a los padres y a sus hijos, para que no busquen sólo la preparación inmediata a la primera comunión, no más de un año, y que comprendan que la catequesis no se reduce a preparar a un sacramento, sino que es la enseñanza necesaria de toda la doctrina cristiana y católica. Por tanto en una parroquia evangelizadora como las nuestras, y algo característico del SINE  es
  • La Escuela de formación en la fe: un verdadero proceso gradual escolarizado según las diversas edades, y correspondiendo a la edad escolar, desde pre-primaria, primaria, secundaria y primero de preparatoria. En cada Sector, en grupos pequeños de no más de 10 niños de la misma edad.

Al visitador le corresponde contactar a cada niño/a de cada familia en edad de la Escuela de la fe para motivar, invitar y conectar con los grupos de catequesis del Sector, y estar supervisando que los niños de las familias a su cargo sigan asistiendo y cómo van.

El Coordinador sectorial de la Escuela de la Fe forma grupos y distribuye catequistas.

Es una tarea de muchos años que los padres de familia entiendan, valoren y acepten la importancia de la Escuela de la Fe gradualizada no reducida a la preparación inmediata a la primera comunión.

  1. VISITEO MISIONERO

Esta acción es la básica en el trabajo sectorial, y es parecida al visiteo en la misión intensiva, sólo que ahora se continúa haciendo durante todo el año, y realizada por el visitador fijo designado para un número de familias que tiene a su cargo establemente, y que normalmente es distinto del de la misión intensiva.

Buscar toda oportunidad para dar el anuncio misionero del “¿Ya lo tienes tú?” a los jóvenes y adultos de cada familia es una de las acciones principales, entre muchas otras, en la tarea integral e integradora del Sector.

El visitador debe ir conociendo a las personas de cada familia a su cargo, y buscar la ocasión para el momento oportuno de dar el mensaje que pueda ser recibido y acogido con apertura y receptividad.  Debe sentir como su tarea y responsabilidad espiritual el ser instrumento del Señor para que cada persona experimente salvación y Vida nueva.

Proclamar la Buena Nueva a toda creatura, a cada persona, debe tomarse en serio, y asumir el privilegio de ser “pescador de hombres” como los Apóstoles, sintiéndose verdaderamente misionero que lleva la salvación a todos.  Para esto debe tener a todas las familias y personas a su cuidado en oración para pedir al Señor la apertura al anuncio evangelizador y a la obra transformadora del Espíritu Santo.

Cada semestre debe revisarse el avance de nuevas personas tocadas y evangelizadas.

Y también la pérdida de personas evangelizadas que ya no perseveran.  El visitador debe enterarse, verificar todo eso, y comunicarlo inmediatamente al Jefe de Sector.

Las personas “tocadas”, tanto en la misión intensiva, en el visiteo misionero permanente, como en las Casas abiertas, se pasarán a la Casa de Preparación última y Verificación.

  1. CASAS ABIERTAS Y DE PREPARACIÓN

De esto se tendrá un Taller especial, y ahí se hablará de todos los detalles. Aquí sólo señalamos la responsabilidad del visitador en relación a ellas.

Al Jefe de Sector le toca establecerlas y poner los responsables de dirigirlas. Al Visitador le toca estar acompañando a las personas de sus familias, y ver cómo van para luego verificar su ingreso al Retiro de Evangelización.

  1. RETIRO DE EVANGELIZACIÓN

Esto es lo más importante en la tarea sectorial en el momento misionero, porque el Retiro de Evangelización es el cimiento de todo y el núcleo en fuego que le da vitalidad a todo.  De la solidez y profundidad de la experiencia del Kerigma dependerá el futuro de la persona y de la parroquia.

Al visitador le toca estar pendiente de las personas de sus familias para ver cómo van en el Retiro y que no falten.

  1. RETORNO DE LOS ALEJADOS

Ésta es una tarea difícil, pero que hay que hacer todo el esfuerzo para lograrlo. El visitador tiene que saber qué personas hicieron el Retiro y no están perseverando. Saber por número y por lista todas las personas que están en esta situación de alejados.

Para ir a  buscar a los alejados primero necesitan conocer cuál fue la causa de su aleja­miento, y así poder encontrar el modo de abordarlos. Primero el diagnóstico antes de dar el remedio.

Para esto puede ayudarse de las personas que fueron de su comunidad o que hicieron el mismo Retiro, o que tengan mejor relación con ellos.

 

PRIMER  CONGRESO  NACIONAL
SISTEMA  INTEGRAL   DE  LA   NUEVA EVANGELIZACIÓN
TERCERA  CONFERENCIA  GENERAL
0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

© 2017 Todos los derechos reservados.

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?